martes, 13 de marzo de 2012

LA INTELIGENCIA SOCIAL

El psicólogo Howard Gardner definió “inteligencia social” (SI, por sus siglas en inglés) en su teoría pionera de las múltiples inteligencias. La SI incluye ciertas habilidades como “conciencia situacional, presencia, autenticidad, claridad y empatía”. La gente se siente naturalmente atraída hacia las personas con un mayor nivel de inteligencia social. Los individuos con inteligencia social logran que los demás se sientan valorados, amados, apreciados y respetados. En contraste, las personas con bajos niveles de SI presentan un “comportamiento tóxico”, que hace que las personas a su alrededor se sientan incómodas, enojadas y disminuidas.
¿Qué tan bien logras lidiar con situaciones sociales? Las interacciones sociales tienen lugar en un contexto de reglas de comportamiento establecidas, y de patrones subyacentes y decisiones inconscientes. Si usted está preocupado por su agenda y sus propios intereses, y es incapaz de percibir los intereses y necesidades de los demás, sus experiencias sociales sufrirán. Tendrá dificultades para que los demás interactúen y cooperen con usted.
La conciencia situacional determina nuestra respuesta en situaciones sociales. Esta supone valernos de nuestra intuición e inteligencia para decidir, por ejemplo, si debemos hablar o simplemente callar. Para desarrollar nuestra conciencia situacional, debemos prestarle atención a las señales verbales y no verbales de quienes nos rodean. La “estupidez situacional” consiste simplemente en mantener una posición egoísta e irreflexiva, que puede resumirse como “malos modales”.
Los seres humanos llenan los espacios con significados, y dichos significados influyen en sus interacciones. Pensemos en todo lo que sentimos cuando entramos a un tribunal o a un club. Las interacciones sociales dependen del tipo de espacio en el que habitemos.

viernes, 12 de febrero de 2010

Globalización

Globalización es la expansión mundial de mercados, organizaciones y empresas. La Globalización es un fenómeno político, religioso, científico-tecnológico y cultural. La globalización está auspiciada y amparada por un capitalismo galopante. Uno de los efectos más preocupantes es que se ha incrementado la diferencia entre países pobres y países ricos. Los estados ven disminuir su autonomía y su capacidad de acción. Es difícil saber si estamos viviendo en un mundo en el que todo resulta dramáticamente diferente o en uno en el que todo cada vez es más idéntico.

El problema de la globalización tiene que ver también con el egoísmo de los estados-naciones actuales…un efecto de este egoísmo es el trato degradante que se está dan-do a los inmigrantes. La globalización también es un acercamiento de Oriente y Occidente y dicho proceso implica acercamiento e integración de ambas culturas, utilizando lo mejor de ambas, “la objetividad” de Occidente y “la espiritualidad” de Oriente.

La globalización propicia la ruptura entre sociedad de mercado, estado de bienestar y democracia y hace que la devastación ecológica, social y cultural sea transnacional. Por otro lado El proceso de Globalización incrementa la interacción entre pueblos y gentes y está permitiendo crear Redes Sociales.

Los límites de los recursos naturales sugieren tres reglas básicas en relación con los ritmos de desarrollo sostenibles. Ningún recurso renovable deberá utilizarse a un ritmo superior al de su generación. Ningún contaminante deberá producirse a un ritmo superior al que pueda ser reciclado, neutralizado o absorbido por el medio ambiente. Ningún recurso no renovable deberá aprovecharse a mayor velocidad de la necesaria para sustituirlo por un recurso renovable utilizado de manera sostenible.

Para contrarrestar la globalización se deberían someter las instituciones del mercado a la tutela política y eliminar las barreras que impiden el libre mercado y flujos financieros. Los estados y los movimientos sociales deben cuestionar la dinámica del nuevo capitalismo. El estado-nación es uno de los factores fundamentales para la reorganización de la sociedad contemporánea.

Nueva Economía

La nueva economía describe la evolución de una economía basada principalmente en la fabricación y la industria a una economía basada en el conocimiento, debido en parte a los nuevos progresos en tecnología y en parte a la globalización económica.

La Nueva Economía tiene tres rasgos fundamentales, profundamente interrelacionados; la información y el conocimiento, una economía global que se organiza a nivel planetario y La red como sistema de organización.

El fenómeno de la globalización está intrínsecamente unido al de la Nueva Economía. La economía mundial cada vez se encuentra más inter-relacionada, los mercados se amplían y flexibilizan, la producción se deslocaliza y las grandes empresas enfrentan la creciente competencia mediante alianzas y fusiones.

La Nueva Economía afecta en mayor o menor medida a todas las actividades y sectores económicos y a la forma de entender los negocios. La Nueva Economía permite a las em-presas personalizar la relación con el cliente disminuyendo al tiempo precios y costos, es al mismo tiempo una oportunidad de conseguir mayor productividad y bienestar económico y un peligro por cuanto la falta de comprensión y adaptación a las nuevas reglas dificultará la competitividad de aquellos que no sean capaces de gestionar el cambio.

Las nuevas tecnologías están revolucionando los sistemas productivos. Con las automati-zaciones se requiere más mano de obra cualificada. La empresa global requiere de intensificar la información, flexibilidad en los talleres de fabricación, tendencia a la integración sistemática. En el nuevo sistema de productividad global se trata de conciliar aspectos aparentemente irreconciliables como la cooperación, la competición, la especialización y la diversificación.

Cambio Social

El cambio social incluye aspectos como el éxito o fracaso de diversos sistemas políticos y fenómenos como la globalización, la democratización, el desarrollo y el crecimiento económico. Es decir: el cambio social consiste en la evolución de las sociedades, desde cambios a gran escala hasta pequeñas alteraciones. El estudio del cambio social suele considerarse una rama de la sociología, pero también atañe a las ciencias políticas, económicas, a la antropología y a muchas otras ciencias sociales.

El cambio social remite a los pilares mismos de las instituciones sociales, por lo tanto es también un cambio de tipo económico, político y cultural. Uno de los elementos contemporáneos más importantes para entender el cambio social está en relación con los movimientos sociales; donde se puede generar un cambio "desde abajo" (autodeterminación de los pueblos) o "desde arriba" (cambios impulsados por las élites o invasores).

Otros conceptos relacionados con el cambio social son la modernidad, la capacidad de cambio, la innovación, su difusión, y en general en todas las ciencias sociales sobre cuestiones de desarrollo como Desarrollo sostenible.

Según el Proyecto de Investigación para el Cambio Social Mundial (Global Social Change Research Project): El proceso de cambio social, político y económico es muy complejo. Por ejemplo, la geografía puede incidir sobre el hecho de si una civilización desarrolla un gran centro o varios centros más pequeños. De modo similar, la presencia o ausencia de personas concretas puede ser determinante del camino que tome una sociedad. En consecuencia, las formas concretas que adopte una sociedad y los caminos concretos por los que discurra, por ejemplo en cuanto a desarrollo, no serán iguales si tomamos como ejemplo diferentes sociedades.

Cambio Organizacional

Muchos cambios están ocurriendo a nivel mundial, exigiendo una nueva postura por parte de las organizaciones. No se pueden quedar observando y dejar que las cosas sucedan sin nada que hacer, pues esto puede acarrear inseguridad en cuanto al propio futuro de la propia organización. Muchas veces las personas no se comprometen con el cambio porque no saben lo que va a pasar y/p por no saber cómo actuar, a razón de que lo nuevo no es algo definido, por lo tanto una forma de defenderse de lo desconocido es agarrándose de lo conocido y, consecuentemente negando lo nuevo.

Un proceso de cambio ocurre de forma muy eficiente si todos están comprometidos con él. En tanto para que las personas se comprometan, estas no pueden ser atropelladas por el proceso, como si fueran algo ajeno al mismo. En la verdad, el cambio ocurre a través de las personas. Y para que se considere a las personas como parte del proceso de cambio es necesario conocer sus valores, sus creencias, sus comportamientos.

Cambio Organizacional se define como: la capacidad de adaptación de las organizaciones a las diferentes transformaciones que sufra el medio ambiente interno o externo, mediante el aprendizaje. Otra definición sería: el conjunto de variaciones de orden estructural que sufren las organizaciones y que se traducen en un nuevo comportamiento organizacional.

El compromiso con el cambio organizacional no es descubrir una verdad que hasta ahora haya escapado a otros, si no generar nuevas capacidades prácticas de acción. El ambiente en general que envuelve a las organizaciones esta en continuo movimiento y es dinámico, exige una elevada capacidad de adaptación de supervivencia. Deben enfrentarse a un entorno inestable, de cambio constante. Así, pues, para sobrevivir y competir hay que adaptarse al cambio rápida y eficazmente.

El compromiso con el cambio organizacional no es descubrir una verdad que hasta ahora haya escapado a otros, si no generar nuevas capacidades prácticas de acción. El ambiente en general que envuelve a las organizaciones esta en continuo movimiento y es dinámico, exige una elevada capacidad de adaptación de supervivencia. Deben enfrentarse a un entorno inestable, de cambio constante. Así, pues, para sobrevivir y competir hay que adaptarse al cambio rápida y eficazmente.

Los cambios organizacionales no deben dejarse al azar, ni a la inercia de la costumbre, menos a la improvisación, deben planificarse adecuadamente. Para concluir, podemos decir que el proceso de cambio juega un papel importante en las organizaciones. La estrategia de progreso consiste en ejercer un dominio sobre el cambio. Aparece el concepto Desarrollo Organizacional, que se preocupa de conocer y sistematizar las conductas de las personas para afrontar y dirigir en mejor forma los cambios y vencer la resistencia que provoca en las personas y en los grupos coexistentes.